Hoy va por mí.

Hoy va por mí, por aguantar el dolor durante todo el embarazo en silencio. Por las veces que la gente me preguntaba ¿cómo estás? y siempre respondía “muy bien” con una sonrisa, aunque esa noche no hubiera dormido, aunque hubiera subido dos escalones y me ahogase, aunque me doliera cada parte de mí, aunque hubiera pasado horas en el baño luchando por no vomitar. Por tener que aguantar el “claro, tu embarazo ha sido genial” cuando lo único que no hice fue ir llorando por las esquinas. No, ningún embarazo es genial, y sí, siempre hay peores, pero no llorarle al mundo no implica estar pasándolo bien.

Hoy va por mí. Por ver mi cuerpo cambiar, por dejar de ser yo. Por sufrir cada uno de esos cambios. Por llorarlos todos. Por tener que renunciar a tanto, antes incluso de que tu hijo viniera al mundo. Por el miedo a perderle. Por el cuidado con el que te levantas y pisas cada vez durante 9 meses, el miedo a hacerle daño. Por no vivir pensando en ti nunca más, ni siquiera cuando el resto del mundo aun no ha abrazado a tu pequeño, porque tú ya lo tienes y tú ya lo estás sufriendo.

 

DSCN7058

Hoy va por mí, por la locura de las hormonas. Por el miedo de la espera, la larga espera, porque te da rabia que la llamen dulce, cuando lo poco que tiene de dulce es el chocolate que te ofrecen con cara de pena porque claro, las hormonas de nuevo. Por los llantos incalculables, por llorar sola, por llorar con él, por las duchas para que todo lo malo se fuera. Por las caricias que le das a tu barriga y las palabras que le transmites a tu hijo antes de nacer para que fuera fuerte.

Hoy va por mí y por el parto. Porque fui valiente, porque no tuve miedo. Porque estuve tranquila. Porque me enfrenté al dolor, porque respiré cuando tenía que hacerlo, porque empujé cuando tenía que hacerlo, porque saqué fuerzas de donde ya no quedaban, 41 semanas después. Porque al final, eso lo pasamos solas. Y sí, hay gente, con suerte, que estará allí para apoyarte, pero estás sola. Tú contra cada oleada de dolor, de pánico, cuando sientes que todo tu ser se encoge. Con cada sensación, cada gota de sudor, con cada lágrima. Por el momento de ver nacer a mi hija, de sacarla de dentro de mi ser. De abrazarla, de saber que habíamos compartido cuerpo. Por ese momento.

 

DSCN7051

Hoy va por mí y por sentir la magia de ser madre. Que sí, hay muchas cosas malas, pero la magia de ser madre… Es incomparable.

Y desde entonces…. Por mí también. Y todas las noches sin dormir de nuevo. Por levantarme todas las madrugadas, desde el día en que nació, aunque sea para ver si respira, aunque sea por ponerle el chupete, aunque sea para calmar su llanto y decirle que estoy allí con ella. Por alimentarla y el dolor de hacerlo las primeras semanas. Porque tu cuerpo sigue cambiando y no, no vuelve a ser el mismo. Por todos los dolores que también vienen después. Por las críticas de la gente, por lo que tienes que aguantar, lo que tienes que oír. Que todo el mundo tiene derecho a opinar y tú sigues teniendo que callarte, sigues poniendo esa sonrisa en la boca, como si todo fuera bien.

Por mí y por llevarlo todo en la cabeza constantemente. Sus horarios, si ha comido mejor o peor, cómo ha dormido, si la notas rara, si hoy ella no es ella. Porque reconoces sus llantos, porque siempre eres tú la que la oye llorar. Porque no sólo estás para el juego. Porque también regañas. Porque también la vistes cada día aún sabiendo que no le gusta.

Por mí y por levantarme cada mañana con una sonrisa, sólo por contagiársela. Por quererla, por amarla, por los días que me sacan de quicio. Por los días en los que saldría corriendo y los días en los que sé que ese es mi lugar. Por las ganas de que pase el tiempo y recuperar tu vida, y las ganas de que esta etapa no pase jamás.

Por mí y por todo lo que me ha costado llegar hasta aquí. Y por no tener tiempo. Y por renunciar. Por mí y porque nos tenemos que agradecer también a nosotros mismos todo lo que hacemos por ellos.

Hoy va por mí. Porque si no lo hago yo, quién lo hará.

Quiérete y agradécete. Eres buena madre y lo estás haciendo bien, así que hoy… también va por ti.

Marta

4 comentarios en “Hoy va por mí.

  1. Esti (L0kita) dijo:

    Tienes unas palabras preciosas.
    Me encanta seguirte, leerte, xq no pones parches ni cortinas mostrando lo bonito, sino que cuentas la realidad tal como es, con sus cosas buenas, y sus malas.
    Porque nos haces aprender muchas cosas, porque nos Inspiras.
    No cambies nunca cariño xq eres una maravillosa persona que siempre tiene una sonrisa incluso en los días grises

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s