El sexo después de ser padres

El sexo después de ser padres

¡Buenos días! Hoy empezamos una nueva sección en el blog, en la que vamos a hablar de algo tan natural (pero tan poco comentado) como es la sexualidad y todos los aspectos relacionados con ella.

Os pedí en Instagram que me hicierais preguntas relacionadas sobre temas que os gustaría tratar, ya que al final lo que de verdad os preocupa es lo que me gustaría hablar. Y vamos a empezar con una duda generalizada, ¿cómo es el sexo después de ser padres?

Antes de nada, me gustaría resaltar la importancia que tiene, para mí, la buena sexualidad en una pareja. No sólo por el sexo en sí, sino por mantener ese hueco de pareja separado de la ma/paternidad, para conservar a la vez el cariño, el amor, el deseo y la relación en todos los aspectos.

Pérdida de deseo sexual.

Para empezar muchas mujeres afirman (entre ellas muchas de las que me habéis comentado), el haber perdido el deseo sexual después de tener hijos. Por un lado, tenemos la explicación de los cambios fisiológicos, hormonas y la lactancia materna. Podríamos decir que, en ese aspecto, “el cuerpo no responde”.

También influye, como en todo, la parte emocional. El cambio que provoca la llegada de una nueva persona a casa, que te necesita 24 horas cada día, que depende de ti, y que te agota y te consume en todos los sentidos. 

En un principio, la disminución del deseo sexual sería totalmente normal.

¿Cómo podemos recuperarlo?

Pero siempre podemos poner de nuestra parte. Siempre podemos aportar nuestro granito de arena para intentar resolver esos problemas que se nos presentan. Os quiero dar algunos consejos que a mí me han funcionado y que han funcionado a parejas con las que he hablado y compartido miedos y dudas sobre el tema.

  • Hablar mucho. De todo. Mantener la comunicación con tu pareja te mantendrá unido a ella. Sobre el trabajo, sobre la casa, sobre las relaciones, amistades, familiares… Y sí, sobre SEXO. ¿Por qué hay gente que le cuesta hablar de sexo? Cuéntale a tu pareja cómo te sientes, qué sientes. Qué ha cambiado, qué te falta, qué te gustaría para que ese deseo aumentase.