Trucos para adelantar el parto

Trucos para adelantar el parto

¡Buenos días! Sí, aquí estoy, escribiendo un post que he buscado más de diez veces en las últimas semanas: trucos para adelantar el parto.

Y sí, sé que nada funciona si no es el momento y si los peques no quieren, con Sofía esperé hasta las 41 semanas y eso que había intentado todo lo que podía intentar. Y fue cuando ella quiso y, precisamente, sin hacer nada ese día, cuando llegó al mundo.

Pero bueno, en ambos embarazos (más en este último), las últimas semanas son un poco una agonía. Y si mi mente se quedaba tranquila porque yo estaba poniendo “todo de mi parte” pues eso que he probado. 

Cuándo puedes empezar a utilizarlos.

Bien, sobra decir que cualquier cosa que vayáis a hacer, os aseguréis de que no es nociva para vosotras o vuestro bebé. Por eso, si alguna vez tenéis dudas de cualquier acción, preguntad a vuestro ginecólogo o matrona si os aconseja realizarlo.

Y, por supuesto, por mucho que estéis incómodas, molestas o hartitas de tantos dolores e incomodidades varias, hasta la semana 37 no es el momento de nacer para un bebé. Así que es solo a partir de esa semana que querremos que venga al mundo. Antes, no.

Trucos para adelantar el parto

Cuáles son los trucos que conozco:

  • Reír. Venga va, uno sencillo y que encima nos va a poner de buen humor. Reír y sonreír genera en nuestro cuerpo oxitocina, la que llaman la hormona de la felicidad y una de las principales compañeras en el proceso de parto. Así que si la liberamos, puede ser que ayudemos a nuestro cuerpo a comenzar. Y si no, más felices estamos seguro.

Trucos para adelantar el parto

  • Tener relaciones sexuales. Tanto por el orgasmo femenino que produce contracciones en la mujer, como por las hormonas del semen masculino. Y vale que al final del embarazo cuesta un mundo y las ganas brillan por su ausencia, pero es un truco que, además, cuidará un poco más tu relación de pareja y te ayudará a aprovechar antes de que venga una pequeña persona 100% demandante.
  • Caminar y mantenerte activa. Este es el más importante de todos para mí. Porque servirá tanto para “ponerte de parto” como para asegurarte de tener el mejor de los partos. Activará a tu cuerpo, ayudará a tu bebé a colocarse en la posición correcta, a encajarse más para poder descender mejor llegado el momento, ayuda en la dilatación cuando te encuentres ya en ella… De veras que no me cansaré de recomendaros que caminéis todo lo que podáis. El matrón de la clínica Maternum donde hice mi primer curso de preparación al parto, recomendaba dos horas al día a partir del tercer trimestre. Y, sobre todo, nada de vida sedentaria: ¡actívate!

Trucos para adelantar el parto

  • Infusiones de hojas de frambuesa. Este consejo me lo dio mi amiga Lucía, del instagram @lmyopuedo, que estuvo embarazada un año antes que yo. Ella lo había probado y, más que para adelantarlo, es para tener un buen parto y dilatar más deprisa. Ella, siendo primeriza, había dado a luz en apenas 4 horas. Así que probé, y he repetido en el segundo embarazo. Se puede empezar con una infusión al día a partir de la semana  37 e ir aumentando con el paso de las semanas hasta 3 tazas diarias.
  • Estimulación de los pezones. Sí, con Sofía también lo probé. Os prometo que en la semana 40 habría bailado bajo la lluvia si me dicen que funciona. Es algo similar a las relaciones sexuales o reír, libera oxitocina que nos puede ayudar a desencadenar el proceso. También dicen que ayuda a dilatar más deprisa. (Y si lo unes con el segundo truco y no funciona, ¡al menos has tenido un buen rato!)
  • Subir escaleras. Me pasé una semana entera arriba y abajo en mi casa. Tampoco funcionó. Pero, este consejo es otro de los que más se repiten.

Trucos para adelantar el parto

  • Baños de agua caliente. Como también ayuda a dilatar, me parece lógico si tu cuerpo ya ha empezado el proceso. Además, un baño de agua calentita y relajarte no viene nada mal si estás en el último mes de embarazo, adelante el parto o no.

Lo mejor: relajarse.

Y qué difícil es hacerlo con lo fácil que es decirlo. A veces llegan cuando menos lo esperas, es decir, cuando tu mente y tu cuerpo se relajan y dejan de estar en estado de alerta esperando que en cualquier momento venga LA señal. 

Esto sí que ocurrió el día de mi parto, me di por vencida y pensé: la semana que viene me inducen. Menudo rollo. Y esa madrugada tenía a Sofía entre mis brazos.

¿Funcionan los trucos para adelantar el parto?

En mi caso: ¡no! jajajaja Al menos en el embarazo de Sofía había hecho hasta la suplica a la luna llena a ver si así funcionaba pero oye, nada. Sin embargo ya os digo, lo he buscado de nuevo con el segundo embarazo y lo he intentado de nuevo. Y la sensación de que al menos estás haciendo algo, viene bien.

¿Os ha funcionado a vosotras algún truco? ¿Conocéis alguno más que no esté en la lista?

Sonríe, al final los niños llegan cuando lo necesitan.

Marta

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: