Problemas frecuentes del batch cooking

Problemas frecuentes del batch cooking

¡Buenos días! Hoy os traigo un post que he preparado a través de unas preguntas que os hice en @verdepicual. Quería saber cuáles eran vuestros principales problemas frecuentes del batch cooking para ver si podíamos hacer algo juntos para solucionarlos. Así que aquí traigo las ideas para los temas que me propusisteis.

¡Vamos allá!

Se me acaba la comida en dos días.

Este es el error de principiante: la falta de planificación. Si simplemente nos ponemos a cocinar, seguro que al final aunque nos parezcan muchas preparaciones, nos quedaremos cortos de comida.

Tienes que elaborar un menú semanal, en el que, como mínimo, sepas qué vas a comer de lunes a jueves en comida y cena. Solo así sabras de verdad que cocinar.

Yo suelo dejar una comida o una cena de «sobras» por si he calculado mal de algunas raciones o por si hemos tenido que salir a comer/cenar fuera. No tirar comida es fundamental.

Además, siempre podéis dejar preparada bastante cantidad de bases y si os quedáis algo cortos, preparar en un momento una ensalada de arroz, quinoa o pasta.

No tengo los ingredientes para preparar todo.

Otro problema de planificación. Si de verdad quieres llevar a cabo esta técnica tienes dos opciones.

  • Preparar el menú antes e ir a comprar. Esta es la que yo hago. Cuando sé que platos quiero cocinar, hago una lista de los ingredientes que me faltan y la uno a mi lista de la compra. Así cuando vaya a ponerme no me falta ninguno.
  • Mirar qué tenemos en casa y organizar el menú con esos ingredientes. Para mí es más limitante, pero la verdad es que es una opción que he llevado a cabo muchas veces por falta de organización o tiempo previo. Si tengo brócoli, berenjena y coliflor, buscaré recetas con esos ingredientes y listo.

Problemas frecuentes del batch cooking

Además, puedes ser flexible. Como en todo. Si quieres hacer unas croquetas de boniato y quinoa pero no tienes, échale imaginación y cambia ingredientes. Si Carlos me leyese, estoy segura de que me regañaría. Él dice que a veces no me salen las recetas por mi manía de cambiar cosas, pero experimentar es la única manera de conseguir cosas buenas 😉

Acabo tirando comida por miedo a que se pueda estropear.

Uno de los mayores miedos que tenemos. Sin embargo, con una buena conservación de los alimentos como os contaba en este post, no tendréis problema. La comida dura más tiempo del que nos pensamos en perfecto estado.

Problemas frecuentes del batch cooking

Empezad poco a poco e ir probando cosas que os den más seguridad. Después de un tiempo tendréis confianza, sabréis adaptar el menú para poner lo que antes se echa a perder el lunes y conseguiréis llevarlo a buen puerto.

Si el caso es que os ha surgido algún plan que no esperabais y vais a tener que dejar esa comida sin consumir, si te sientes más segura, congela. Antes de que se eche a perder siempre podemos meterla en el congelador e incluirla en el menú de la semana siguiente.

Solo ten en cuenta los tiempos de consumo y que productos se pueden congelar. ¡Practica!

Problemas frecuentes del batch cooking: pierdo mucho tiempo en familia el domingo.

No sabéis cuánto os entiendo. Las primeras veces que lo hice pensé que estaba perdiendo tiempo de estar con Sofía. Sin embargo, en dos semanas me di cuenta del tiempo que acababa ganando entre semana con ellos y lo mucho que merece la pena.

He probado varías combinaciones de horarios, y seguiré haciéndolo así según vengan las semanas y según empiece a trabajar fuera de casa. Dependerá mucho de vuestras costumbres y de vuestros horarios que podáis hacer una cosa u otra.

Problemas frecuentes del batch cooking

El domingo, el día más común.

¿Por que? Pues simplemente por dejar la semana preparada antes de que empiece. Pero no hay una regla que diga que el batch cooking se debe hacer en domingo.

Al principio empecé con los domingos por la tarde porque Sofía hacía siesta. Desde que no duerme siesta, lo hago el domingo por la mañana. A las 9 empiezo y a media mañana me puedo unir a lo que estén haciendo ellos.

Pero el lunes, la mejor si trabajáis fuera de casa.

Al menos así lo he comprobado. Te queda el fin de semana entero vacío para disfrutar con tu familia y el lunes por la tarde (o por la mañana, según sea tu turno) te pones al lío.

Sí, perderás dos horas de tiempo con ellos en un solo día, pero las ahorrarás en toda la semana, confiad en mí. Esta será la opción que yo siga a partir de que me reincorpore al trabajo fuera de casa.

Siempre hago lo mismo.

Este es uno de los problemas frecuentes del batch cooking que viene quizá de falta de tiempo o de motivación. Solo tenéis que buscar e investigar recetas nuevas y probar.

No os aconsejo que metáis de pronto un menú innovador, nuevo o muy diferente, sobre todo si hay niños. Pero puedes ir metiendo una o dos recetas nuevas cada semana y ver cuáles funcionan en casa para mantenerlas.

Sobre todo, atrévete. Hay combinaciones infinitas, cocciones que cambian totalmente el sabor… Puede sorprenderte.

Cocina

Para eso, cada semana buceo por los blogs y las webs de cocina que más me gustan y os dejo mi menú semanal, últimamente poniendo el batch cooking que yo haría. Aunque no cocines tal y como viene, apunta y guarda las recetas que te apetezca probar. ¡Y atrévete!

En conclusión: los problemas frecuentes del batch cooking se resuelven con la práctica.

Nadie nace aprendido, decía mi abuela. Y que razón. No hay nada mejor que probar y probar.

Prueba diferentes días, horas o formas de organizarte en la cocina. Prueba diferentes recetas. Prueba y vuelve a probar. Yo he encontrado la forma perfecta de organizarme, busca tú la tuya!

Y si al final no te convence, cocina a tu manera. No a todo el mundo le funcionan las mismas cosas.

Sonríe, el caso es hacernos la vida más fácil.

Marta

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: