Operación pañal: cómo lo estamos haciendo

Operación pañal: cómo lo estamos haciendo

¡Buenos días! Hoy os dejo un post que me habéis pedido muchísimo, sobre cómo estamos gestionando nosotros el tema de la operación pañal con Sofía.

Ya sabéis que, aunque no nos etiquetamos bajo ningún estilo de crianza (básicamente porque hacemos lo que podemos), solemos guiarnos mucho por lo que nuestros hijos nos van demostrando que necesitan.

Tratamos de “escucharles”, de estar atentos a lo que demuestran con su actitud, con sus gestos, prestar atención a sus necesidades que van cambiando a cada momento… Y respetarles. Respetar su apetito, sus gustos (todo dentro de lo saludable y seguro, obviamente), sus tiempos, sus épocas, su personalidad.

Operación pañal, a veces, demasiado forzada.

¿Por qué empieza la mayoría de gente la operación pañal? Sobre todo, por presiones. Una vez que el niño/a cumple los dos años y llega el buen tiempo, empiezan las dudas sobre si es el momento y tenemos que hacerlo sí o sí.

  • Nos presionan por parte del centro educativo en algunos casos. Los niños que entrarán en Septiembre al colegio, muchas veces se ven obligados a hacerlo sin pañal. Muchos colegios no tienen la figura de cuidador/a para dedicarse a ello y se niegan a que los niños aún deban de ser cambiados. Esto pone en una situación horrible a los padres (recordemos que en un mismo curso habrá niños con casi 4 años y niños a los que aún faltarán unos meses para cumplir los 3) y a los niños, ya que la mayoría no tienen por qué estar preparados para dar este paso.
  • Nos presionan desde el exterior: padres, hermanos, abuelos, familiares… Casi siempre con la mejor de las intenciones, pero agobiando y aumentando nuestra ansiedad por el tema.

¿Cuándo está tu hijo preparado para la operación pañal?

Como dice Alberto Soler en su libro: “Hijos felices”, no se trata de quitar el pañal como solemos decir, sino de dejar el pañal. Un acto que debe salir de nuestros hijos aunque podamos estar guiándoles en él.

Para saber más sobre el tema, os dejo este post que escribí para Asociación Mamateta (en líneas generales) y que creo que os puede resultar muy útil. 

Cómo empezamos nosotros a gestionarlo.

Empezamos hace ya bastante tiempo, quizá un mes y medio. Desde la llegada del hermanito, Sofía ha estado creciendo a pasos agigantados. Quizá por la situación o simplemente porque le “tocaba”, ha pegado un cambio increíble en poco tiempo.

OPERACIÓN PAÑAL

Empezó a decir que era mayor, que hacía cosas de mayores… Así que aproveché esta situación y que le molestaba bastante que le cambiásemos el pañal, para empezar poco a poco a ofrecerle hacer pipí y caca en el wc de mayores.

Cada vez que yo iba, me la llevaba. Y muchas de las veces no hacía nada y otras sí. Cuando hacía algo le elogiaba, pero cuando no hacía nada no le daba ninguna importancia. “No te preocupes, yo a veces también voy y luego no tengo ganas”. Normalizar la situación es lo que mejor nos ha funcionado a nosotros con todo.

Poco a poco, ella quería involucrarse más.

Un día, en una charla de la Asociación, Sofía vio a una niña algo más mayor ir al baño. Inmediatamente le pidió a papá ir ella también. Era la primera vez que hacía pis fuera de casa y fue ella quién lo pidió y la que se sintió bien y mayor después. Así, durante un mes y medio, hemos ido llevándola cada vez más.

Desde la Escuela Infantil, hace un par de semanas, nos dijeron que probásemos que ellos creían que podríamos quitarlo. Como la veíamos cómoda, lo hicimos. Sin embargo se le escapaba en casa cada vez, y le noté que ella no lo pasaba bien con eso. Por lo que hablé con sus seños de que había decidido esperar y respetarla.

PAÑALES

Después de unas semanas haciendo pipí y caca en el water pero con pañal, decidí volver a probar.

“¿Quieres que te quite el pañal y pongamos estas braguitas nuevas? Pero tienes que acordarte de avisarme cada vez que vas a hacer pipí, ¿vale?”. Ella dijo que sí entusiasmada… Y ya está.

Se le escapó un par de veces en un par de días, pero sin darle importancia ella tampoco se la dio. Además, le compré unas pegatinas de colores y cada vez que hacía en el wc, le dábamos una y la poníamos en un cartel. ¡Le encantaba la idea! Y así, habíamos quitado el pañal.

(Por cierto, no necesitáis nada en especial, nosotros compramos un orinal y al final Sofía ha decidido que prefiere hacerlo en el wc).

No nos da miedo volver atrás.

Esto es un proceso. Para mí, poniéndome en su piel, bastante difícil. Así que el fin de semana después de quitarle el pañal (el martes), teníamos un viaje bastante ajetreado. No quise que estuviese nerviosa, tensa, ni pasase algún mal trago, así que para el viaje y para los días que yo no pude estar con ella, le volvimos a poner pañal.

Y es que yo sabía que no podía estar lo suficientemente atenta para ella, así que no quería que eso le perjudicase.

Intentamos que, a pesar de llevarlo, recordarle que lo hiciéramos en el water. Curiosamente, creí que nos costaría volver a empezar, pero para nada. Así que no tengáis miedo de adaptar el proceso a vuestra situación. Respeto, amor, cariño y paciencia. Todo pasa.

Operación pañal

No sé si hemos terminado la operación pañal.

¿Por qué? Porque quiero que sea ella, el tiempo y las vivencias las que me digan si es de verdad un buen momento y si ella está preparada para este paso. De momento, parece que el pañal durante el día no nos hace falta, aunque por supuesto tengo que estar todo el día pendiente.

¿Y por las noches?

Ni siquiera me lo planteo intentar. Sofía es una niña que hace muchísimo pipí de noche, así que es un paso que aún no vamos a dar. Conforme pase el tiempo, la observe, la escuche y pueda ver que está preparada, lo daremos.

Pero os aconsejo leer los estudios relacionados con el tema para quitaros agobio y presión. Es cuestión de madurez fisiológica el que consigan controlar los esfínteres, así que paciencia y a seguir el ritmo de tu hijo, que es único.

Pañal de noche

Y vosotros, ¿cómo llevasteis la operación pañal? ¿Os costó mucho retirarlo?

Sonríe, todo pasa y todo llega.

Marta

2 thoughts on “Operación pañal: cómo lo estamos haciendo

  1. Interesante ver otros puntos de vista. Yo me lo tomo con calma, porque por suerte aquí no nos meten prisa.

    Con el mayor no metimos prisa, pero costó lo suyo. Yo intenté balancear entre animarle y no presionarle. Luego fue todo bastante rápido una vez se hizo a la idea.

    Sin embargo la peque lleva mucho tiempo con interés. De hecho ya usó el orinal para mi sorpresa un par de veces antes de cumplir los dos años, totalmente por iniciativa propia. Y ahora con 2 y medio, como lleva un tiempo que vi que se despertaba seca, la animé a intentar hacer por las mañanas, y muchos días viene conmigo nada más levantarse al baño y hacemos pis. ¡¡Nada más lejos de querer quitarle el pañal!! Pero vamos dando pasos, y pienso que así es el proceso menos brusco.

Deja un comentario. Al hacerlo, estás aceptando la política de privacidad de la web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: