La organización en casa: cómo establecer rutinas y hábitos.

La organización en casa: cómo establecer rutinas y hábitos.

¡Buenos días! Hoy quería traeros un post sobre uno de los temas que más me preguntáis por redes sociales: la organización en casa, cómo planificar todos los aspectos de nuestras vidas, sobre todo en el ámbito familiar.

Me gusta mucho el tema de productividad, los métodos de organización, probar aplicaciones que te ayuden… Con el tiempo (y los hijos) he tenido que ir desarrollando mi propia forma de hacerlo para poder llegar a todo en lo que me implico.

Primer paso: líneas generales de la organización en casa.

Os quiero contar como primer post del tema, en líneas generales, como me organizo en casa.

Establece prioridades.

Nunca me cansaré de repetirlo. Por mucho que quieras llegar a “todo” el tiempo es limitado. Esto quiere decir que no vas a poder hacerlo si «tu todo» es más de lo que es físicamente posible.

Reduce obligaciones priorizando.

Organización en casa

Por ejemplo: mi prioridad son mis hijos y mi familia. Hasta para elegir trabajo, ellos son lo primero que pongo por delante. Siempre. Si mis necesidades con ellos están cubiertas, puedo seguir. Después estaría mi responsabilidad en el trabajo (en el de fuera y en el que realizo como autónoma). La limpieza y orden del hogar (esto se hace muy sencillo si cogéis rutinas buenas que os ayuden en el día a día, no si os pegáis palizas de limpiar el fin de semana). Y si me organizo bien, ya llega el deporte, el ocio y demás.

Ser realista en el tiempo que dedicas a cada cosa.

No vayas a escribir diez tareas en una tarde, si sabes que con los niños no haces más de tres. No ser realista te llevará a un nivel de frustración evitable si afrontas tu vida como es, no como querrías que fuese.

La agenda, tu mejor aliado.

Organización en casa

Organiza por bloques.

Bloque 1. Vida familiar. Aquí anota todo lo relacionado con la vida de la familia y los hijos. Visitas al médico, peticiones del colegio, incluso actividades que quieres hacer con ellos. Como son mi prioridad, en mi caso por ejemplo anoto los fines de semana qué actividad quiero que hagamos juntos. Y esa actividad va por delante del resto.

Tener un calendario familiar en un sitio a la vista y alcance de todos ayudará a que nada se olvide y podamos comunicarnos mejor. Sobre todo cuando los niños son algo más mayores.

Bloque 2. Vida laboral. Si tienes un trabajo que sólo ocupa tus 4/8 horas fuera de casa, igual no necesitas anotar nada. Simplemente bloquear las horas que pases allí.

Mi trabajo (los dos) requieren muchas horas de trabajo en casa, por lo que necesito algunas horas y bastante organización para no pasarme todo el día trabajando. Limito los horarios de trabajo a los momentos en que los niños están dormidos, y es en base a eso también en la que yo establezco mis horas de descanso/ocio.

Anota reuniones, viajes y citas. Y repito, se realista. Yo sé que tardo una hora y media o dos en haceros el menú semanal. No me sirve bloquear media hora a la semana para esa actividad si luego me frustraré porque necesito una y media más.

home

Bloque 3. Organización del hogar. Aquí vienen las temidas tareas del hogar. Sobre este tema iré creando contenido, ya que me habéis pedido mucho, pero empiezo con algunos puntos básicos.

El hogar es cosa de todos. Por lo tanto, implica a toda la familia en las tareas del hogar. Esto también incluye a los niños. Según la edad que tengan podrán llevar a cabo una u otra cosa, pero siempre implicados en el cuidado de la casa donde conviven con los demás miembros de la familia.

Esto no solo ayuda a que el trabajo se distribuya, sino a su educación como miembros de una sociedad en la que tendrán que convivir (casi seguro).

Además, con una buena organización de tiempos durante la semana no hace falta demasiado trabajo / esfuerzo para mantener el orden, la limpieza y la organización en casa. Muy pronto tendréis una forma de hacerlo que sé que os ayudará a todos.

Bloque 4. Vida personal. Me refiero a las actividades que hacemos por y para nosotros mismos. Las actividades de autocuidado. Estas actividades son NECESARIAS. Y como tal, deben estar dentro de la organización de nuestra vida.

Si esperas a que sobre un hueco para hacer algo por ti mismo, nunca llegará. Prometido.

Para poder organizar esos tiempos, también debes contar con toda la familia. Sois todos los miembros los que debéis poneros de acuerdo para que todos tengáis esos momentos de desconexión, descanso y disfrute.

Organización en casa

Rutinas y hábitos para la organización en casa.

Soy una defensora total de las rutinas. ¿Por qué? Por una sencilla razón: cuando algo es un hábito, no cuesta tanto llevarlo a cabo. Ocurre con el deporte, con la alimentación saludable, con el cuidado de la piel, con el estudio o con cualquier cosa que se os ocurra.

En el momento en el que hemos hecho de algo un hábito, nuestra mente deja de «luchar» contra su parte negativa y lo realiza con menos esfuerzo.

Por tanto, escoge rutinas de organización para poder convertirlas en hábito. Ojo. Con tiempo y paciencia. Nada de los famosos 21 días. Con meses o años (depende del cambio que vayas a realizar) de trabajo y esfuerzo.

Rutina de la organización en casa semanal.

Una buena rutina sería la de planificar la semana los domingos. Aquí os dejé un post sobre por qué creo que es necesaria una buena rutina de domingo. Empezar la semana con el control sobre ella te ayudará a que todo fluya de forma más sencilla.

Rutina de limpieza.

Otra buena rutina sería la de la limpieza del hogar. Encontrar una forma de llevarla a cabo siempre igual te ayudará a no tener la sensación de estar siempre peleando con la vida para sacar un hueco y limpiar / ordenar. Muy pronto os ayudaré con esta parte.

Rutina de alimentación.

Sí, de alimentación saludable. Ya está aquí la pesada de turno. Pero de verdad que debemos tratar de darle la importancia que tiene este tema. Entre otras cosas por nosotros, y sobre todo por nuestros hijos. El batch cooking es una buena forma de iniciarte mucho más sencilla.

Rutinas de autocuidados.

Cuidarte la piel (os dejé un vídeo de IGTV con la mía), practicar deporte, caminar, salir en familia, con amigos en pareja… Todo influye para sentirnos mejor día a día. Vuestra vida mejorará, así como las relaciones con los demás.

Por último, no te frustres.

Para acabar, una vez que tengamos cogidas buenas rutinas y veamos que la vida fluye de manera más natural, muchas veces no podremos hacerlas.

La vida es complicada, y la vida con hijos se complica mucho más. Aprender que no siempre podemos llegar a todo, que no todo saldrá como nos gustaría o que los planes se torcerán una y mil veces, nos ayudará a no frustrarnos cuando ocurra.

¿Qué rutinas de organización te han ayudado? ¡Compártelas en mis redes sociales!

Sonríe, seguimos mejorando el día a día.

Marta

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: