Menú semanal saludable de otoño

Menú semanal saludable de otoño

¡Buenos días! Seguimos con el menú semanal saludable de otoño, esta vez el último antes de pasar al especial de Halloween (¡antes de que nos demos cuenta estamos hablando de dulces navideños!).

Quizá lo que más nos cuesta a la hora de organizar comidas es no caer en la rutina. Sin embargo, llevo más de dos años con un menú semanal diferente para cada semana del año. No todas las recetas son para hacer todas las semanas, pero mezclarlas con tus básicos de siempre hará que el menú guste a todos.

En fin, os dejo el PDF, las recetas y el batch cooking para la semana.

¡Disfrutad!

Descarga aquí tu menú semanal saludable de otoño

Menu semanal-6

RECETA

Porridge de otoño con boniato.

Rollitos de berenjena con atún.

Canelones de espinacas y salmón.

Pollo con patatas al horno y pesto de pistachos.

Fingers de pollo rebozados con avena.

Sopa minestrone

Falafel al horno.

Galletas de avena y chocolate.

Risotto de verduras.

Hamburguesas de quinoa y verduras.

Pastel de verduras.

Tallarines con calabaza y curry.

Menú semanal saludable de otoño

Batch cooking:

  1. Lavamos, pelamos y cortamos las verduras de todas las preparaciones.
  2. En sartén: preparamos la salsa de calabaza para los tallarines. Preparamos el rissotto de verduras (recién hecho está mucho más bueno, pero lo he probado en días posteriores y a mí personalmente me encanta).
  3. En olla: cocemos los tallarines y preparamos la sopa minestrone con las legumbres que hayamos elegido. También las verduras que hemos escogido esta semana para la crema (en mi caso calabacín y zanahoria).
  4. Procesador de alimentos y batidora: pesto de pistachos. También trituramos las verduras de la crema (si le añades algún queso queda super suave).
  5. En horno haremos las últimas preparaciones: los rollitos de berenjena. Ponemos las patatas para el pesto y el falafel. Aprovechamos el calor para dejar preparadas unas galletas para la semana.

Conservación:

  • Los tallarines por un lado y la salsa por otro. Ambos cerrados o bien al vacío o herméticamente en botes de cristal.
  • Los pollitos de berenjena sin gratinar para dar el último golpe de horno.
  • Falafel en tuppers igual que el risotto (mejor al vacío)
  • Las galletas basta con conservarlas en una caja metálica.
  • Las hamburguesas de quinoa y verduras las dejaremos preparadas para cocinar el día de consumo.
  • Los fingers de pollo los haremos en el momento de consumir, al igual que los pollitos de espinacas y salmón del viernes por la noche.

Espero que os haya servido.

¡Sonríe!

Marta

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: