Piel atópica en bebés: nuestra experiencia

Piel atópica en bebés: nuestra experiencia

¡Buenos días! Hoy os quería hablar de un tema que viene coleando desde que nació Carlos, y que estas últimas semanas hemos vivido con más intensidad: la piel atópica en bebés.

Piel atópica en bebés: ¿cómo nos dimos cuenta?

Cuando nació Carlos empezamos a ver que, de vez en cuando, tenía pequeñas ronchitas por el cuerpo. Comprobamos qué podía ser: ropa, nuestro roce, alguna manta… Pero nunca encontrábamos ningún patrón.

Con el calor y el verano lo llevamos un par o tres de veces al pediatra cuando le daban brotes. Siempre nos decían lo mismo: piel atópica.

Nunca ha pasado de ahí, de pequeñas ronchitas rojas, hasta que empezó con la alimentación complementaria. Como os contaré más adelante, él no quería que le dieras de comer: quería comer solo. Así que empezamos casi sin quererlo con el BLW.

Piel atópica en bebés

¿Tiene alergia a la comida?

Al principio pensé que el brócoli le daba alergia. Pero qué curioso, también la fruta, el pan, el puré… Todo. La cara se le levantaba entera, se llenaba de granitos y no paraba de rascarse. El pediatra nos lo confirmó: seguía viniendo de la piel atópica.

La semana pasada tuvimos un susto con el huevo. Era la primera vez que le dábamos clara y se puso rojo por todas partes, lleno de pequeños bultitos y se le hincharon ojos y boca. En urgencias no supieron decirnos si era alergia alimentaria o de su propia piel.

De momento tenemos que esperar a introducir el huevo y los demás alimentos considerados de más riesgo de alergia hasta el año. Porque puede ser alergia, pero todo puede venir también derivado de la atopía de su piel.

Y, esa misma semana, eczemas por todo el cuerpo. Nos dijeron que hay veces en que el organismo, y en este caso la piel, está más sensible a todo y de ahí que aparezcan este tipo de lesiones.

Y ahora, ¿qué hacemos?

Esa era mi pregunta constantemente. Sobre todo, porque me daba la sensación de que la «piel atópica en bebés» era algo general a lo que achacarle cualquier cosa que le salía en la piel a Carlos. Y no sabíamos muy bien si teníamos que tener cuidado con la ropa que poníamos, con rozarle con determinadas cosas, el jabón de lavarle, la crema…

  • Lo primero que nos recomendaron fue no bañarle todos los días. Y me quedé sorprendida, porque mi mente pensaba que bañarle sería lo mejor para mantenerlo hidratado. Y como del disfruta tanto en el agua, lo hacía a diario. Ahora tenemos que aguantar día sí y día no.
  • También usar sólo productos para pieles atópicas. Es cierto que a veces hemos usado productos que no lo son, pero nos dijeron que mejor no hacerlo ni de forma puntual, así evitas que en el momento de máxima sensibilidad, reaccione.
  • Observarle bien. Sobre todo por diferenciar posibles alergias a este tipo de reacciones. Conocerle y saber cuándo puede ser una cosa u otra.
  • Los productos mejor si son syndet (sin detergentes) que no dañen la barrera cutánea de la piel. En el siguiente punto os dejo algunos de los que nos han recomendado.
  • Hidratación. No podemos saltarnos el paso de la crema. La piel debe estar siempre bien hidratada.
  • Ropa de algodón. Este es más sencillo de cumplir ahora que son bebés. Cuando crecemos nos despreocupamos un poco de lo que llevamos encima (aunque no deberíamos).
  • Procurar que no se rasque. Es un bebé y es complicado, pero manteniéndole bien hidratado, con una temperatura adecuada y con distracción, se puede conseguir.

Piel atópica en bebés

Productos que nos han recomendado para la piel atópica en bebés

Como siempre, lo primero es consultar con nuestro médico o pediatra. Será quién nos pueda aconsejar. Sin embrago, existen una serie de geles de baño para pieles sensibles que podemos utilizar cualquiera de nosotros y que nos pueden ayudar.

Yo encontré todos los que me recomendó en una farmacia online barata donde podéis comprar directamente toda la gama que os recomiende vuestro médico.

  • Los productos de avena de Isdin son syndet y están muy bien de precio.
  • Gel syndet de ADerma. Es otro que, además, me recomendasteis mucho en Instagram.
  • El gel y champú 2 en 1 de Aderma. Muy útil ya que a los bebés normalmente no les echamos un champú diferente. Todos pueden utilizarlo adultos y personas con pieles normales.
  • Hemos usado el gel de baño calmante de ADerma para las veces en las que ha tenido mayor brote.
  • La crema de Leti4 es la que mejor nos ha ido para calmar el picor.
  • También de Leti4 tienen la pasta al agua. La piel del culito también es muy sensible y las cremas convencionales pueden no sentarle bien.
  • Y tenéis este neceser con mini tallas por si queréis probar su marca.

¿Tenéis alguna experiencia con pieles atópicas? ¿Habéis encontrado una solución o una rutina que os ayude a llevar mejor esas épocas de brotes?

Sonríe, entre todos podemos ayudarnos.

Marta

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: