Limpieza sostenible: pequeños cambios

Limpieza sostenible: pequeños cambios

¡Buenos días! Hoy os traigo un post sobre mejorar. En este caso sobre limpieza sostenible, y los pequeños cambios que me gustaría hacer.

Autocrítica. Necesaria siempre

No soy una persona que viva de manera sostenible. Y no lo digo con orgullo, pero tengo que ser crítica conmigo misma. Tampoco soy una persona que haga daño al planeta por todos sitios, pero podría mejorar muchísimo en este aspecto.

Y para mí es importante. Es importante porque igual que cuido mi salud y la de los míos, quiero cuidar el lugar y el entorno donde nos encontramos. Y al igual que intento inculcar los valores del cuidado personal a mis hijos, me gustaría hacer lo mismo por el medio ambiente. Por eso, este año, querría seguir cambiando lo que esté en mi mano.

Y no pretendo engañarme y pensar que voy a conseguir residuo cero, respeto al medio ambiente en todos los aspectos de la noche a la mañana o cambios enormes. Pero sé que todo cuenta y que de pequeños pasos de todos construiremos grandes caminos.

Limpieza sostenible: ¿y por qué no iba a serlo?

En este caso, fue Ikea quien, con el lanzamiento de una nueva colección de productos de limpieza sostenibles me dio que pensar.

¿Cómo que limpieza sostenible? ¿Es que limpiar tampoco lo es? Y entonces, a raíz de verlo, analicé nuestros hábitos, productos y materiales de limpieza. Y una vez más, aluciné.

Todo lo que tengo en casa para limpiar es de plástico o genera residuos casi constantes. Todo. Hasta las cestas de la ropa sucia, las pinzas del tendedero…. Incluso hay productos de limpieza de los que podría prescindir, que, como no, tienen envases de plástico.

Limpieza sostenible

Cambios que he decidido hacer para empezar a hacer una limpieza sostenible

Limpieza del suelo

Primero, escobas, recogedores y demás utensilios de plástico tienen sus días contados en casa. Por supuesto no los voy a tirar directamente, generando un residuo que podría haber seguido utilizando. Pero en cuanto llegue el momento de cambiarlos, este tipo como los de Ikea de la nueva colección  de la que os hablaba, son nuestra siguiente elección

Limpieza sostenible

En cuanto al producto en sí de limpieza, he encontrado la web de BluesBlu. Os prometo que ha sido mi descubrimiento totalmente necesario en esta etapa de mi vida. Allí, y por precios asequibles, podéis encontrar todo tipo de productos para la limpieza sostenible.

Buscando mucho, he decidido dejar de comprar los productos para fregar el suelo. En lugar de eso, vamos a empezar a utilizar agua con vinagre de manzana y esencia de limón. Buscando mucho he encontrado esta solución como la más respetuosa para el suelo, sencilla de hacer en mezcla y sin mucha complejidad.

Limpieza sostenible

Limpieza de cristales

Para esto, bicarbonato y agua. He reciclado uno de los botes en spray que tenía casi gastado, y simplemente con esto quedan genial. 

Lavado sostenible

En casa las cestas de la ropa sucia siempre han sido de plástico. De verdad que es algo casi inconsciente, pero cuando vas a comprar son la mayoría de opciones así y lo haces casi sin querer.

Para ello, las cestas de Ikea son una solución práctica y bonita. Además se pueden utilizar después de planchar para recoger y ordenar la ropa en los diferentes armarios. 

En cuanto al detergente, en BluesBlu tenéis las mejores opciones, como las nueces de lavado. Esto aún no lo he probado, os admito que es el cambio que más me va a costar.

Limpieza sostenible

Limpieza sostenible. Lo más importante: reflexionar

Siempre pienso que abrir los ojos es el primer paso y el más importante. Quizá no cambiemos el mundo. Quizá ni siquiera cambiemos todo lo que hacemos mal.

Pero la reflexión, la observación, la intención y los pequeños pasos son los que harán de esta sociedad una sociedad concienciada.

Admito que muchas cosas las hago mal por comodidad. Admito que me cuesta mucho salirme de esa comodidad. Pero excusarnos en que la vida es muy complicada o en que para qué si todo el mundo hace lo contrario, sólo nos traerá más problemas.

Ama tu mundo. Sé el cambio que quieres ver en él. Y nunca dejes de intentarlo.

Sonríe, por un mundo mejor.

Marta

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: