La rutina de noche perfecta para nuestra familia: lo que hemos aprendido

La rutina de noche perfecta para nuestra familia: lo que hemos aprendido

¡Buenos días! Hoy os traigo la rutina de noche perfecta. Es increíble como ha tenido que llegar una pandemia para conseguir una rutina de noche que nos vaya bien a todos.

Lo primero deciros que podemos hacer este tipo de rutina porque es un momento determinado de nuestra vida. Hasta hace apenas un año, era imposible pensar en ir a la cama antes de las 00:00 ya que Sofía se acostaba a esa hora. Ahora veréis como ha cambiado. Y simplemente dejando pasar el tiempo, intentando y tratando de mejorar la rutina y fluyendo con la vida 🙂

Así que mi primer consejo siempre es: conoce tu momento y fluye a su lado. Adopta consejos o rutinas pero si no funcionan, no te frustres. Llegarán tiempos mejores. Todo pasa.

La rutina de noche perfecta empieza por la tarde

Y es que para poder cumplir con el horario que hemos hecho, a las 19 empezamos los baños. Hasta ahora empezábamos mucho más tarde, así que es el primer cambio de todos.Además, bañamos a los peques un día sí y uno no, por recomendación del pediatra y la piel atópica de Carlos, así que nos viene hasta bien. Cuando toca baño a las 19 vamos desfilando y, si no toca, podemos alargar el juego un poco más.La rutina de noche perfecta

Cenar en familia, y a las 20:00

Sobre las 19:40 empezamos a hacer la cena. Normalmente cocino yo, porque me gusta, pero ellos son los encargados de poner la mesa. ¡Todos! Otro consejo es que ellos participen en las tareas de casa como os dijimos en este post de Homy, aquí está funcionando genial.En casa jamás hemos cenado a las 20:00. Y menos desde que tenemos niños. Usábamos el momento de la cena una vez que ellos se dormían para así hacer algo juntos, pero al final acabábamos de preparar la cena y cenar muy tarde.

Y desde que cenamos todos a las 20:00 h, hemos notado mejoría en todo. Lo primero: que cenamos todos juntos, lo que nos deja tiempo para hablar, para contar cosas del día y para que los niños vean hábitos saludables. 

Lo segundo, las digestiones. Es una maravilla irte a la cama sin pesadez y, al menos, un par de horas después de haber cenado. La comida nos sienta mejor y por las mañanas me levanto mucho más ligera y encontrándome mejor.La rutina de noche perfecta

A las 21:00 en la cama

A veces incluso un poco antes, si hay suerte. Los niños se duermen antes o después según el día, la actividad, la hora a la que se levantaron… Pero desde esa hora estamos los cuatro en el dormitorio. Así se van relajando, les contamos un cuento y les ayudamos a dormir.

Cuando los niños duermen…

Normalmente limpio la mayor parte de la cocina antes de acostar a los niños porque no suele haber mucho. Pero si hay algo más de acumulación, en cuanto los peques se duermen estoy terminando. Sueño

Dejar la cocina limpia me da paz y tranquilidad en los dos momentos más importantes del día para el descanso, la noche y la mañana al despertar. Es uno de mis básicos del último año, que se lo debo a los consejos de mi madre 😉

Además, es el momento de hervir agua (tengo este hervidor de Russel Hobbs que me regaló Carlos hace mil años y que me sigue enamorando) y hacerme una infusión para tomármela después del siguiente paso cuando se enfríe un poco.Aprovecho este momento para dejar el móvil cargando en la cocina. Llevo dos meses dejando el móvil allí de noche y no en el dormitorio. Así evito cogerlo y desconecto de redes y de trabajo desde esa hora hasta el día siguiente.

La rutina de noche perfecta incluye el autocuidado

Y es que ya va un año y medio en el que he sido fiel a mi rutina de noche. La mayoría de noches me ducho a esta hora y, además, no me salto ni un día (me maquille o no), la rutina de limpieza y cuidado de la piel.La rutina de noche perfecta

Estoy utilizando este exfoliante de Ringana junto con la foreo que me pedí en el Black Friday y que es fantástica. Después aplico el serum y la crema hidratante, todo de Ringana también (que ya sabéis que es la única marca que estoy usando desde hace ya dos meses). 

¡Y listo! Como truco para vencer la pereza NO TE SIENTES ANTES 😉 Al menos a mí me ayuda mucho hacerlo sin pensar. Por muy cansada que esté, no me siento si antes no he pasado por el baño. ¡Merece la pena!

Por último, relajación y serie

Y aquí es donde entra el tiempo que compartimos en pareja. Normalmente de 22 a 23 lo pasamos juntos. Una hora para nosotros en la que retomar antiguos hobbies, conversaciones largas o simplemente una serie juntos.Rutina de noche perfectaEl tiempo en pareja a diario es fundamental para nosotros. Nos ayuda a mantenernos conectados y a que, el resto del día, estemos mejor.Ya sabéis que si queréis mis series favoritas, solo tenéis que decírmelo ;)Es en este rato que aprovecho para usar la Pranamat (y no, ¡no es colaboración!). La utilicé mucho en verano y me iba genial y con las prisas y la vida, dejé de hacerlo. Así que la he retomado porque me relaja mucho la espalda y me ayuda muchísimo a la carga que tengo de coger y portear al, ya no tan pequeño, Carlitos.

A la cama a las 23:00

Y me hace gracia, porque son las 23:00 del viernes y estoy aquí, trabajando 😉 Ya sabéis que soy fan de las rutinas, y de romperlas de vez en cuando si lo necesitamos.Pero marcarnos una hora para ir a dormir nos ha ayudado a dormir más y mejor. Bueno, mejor según lo que se despierten los peques, pero al menos pasamos más horas descansando. 

Una vez en la cama suelo leer algún libro antes de dormir. Depende del sueño que tenga, aguanto más o menos. Ya sabéis que todo lo leo desde Nubico, llevo más de un año pagando este servicio y sigo encantada.

¿Cuál es tu rutina de noche perfecta?

La que os vaya mejor a vosotros. Para mí, es esta. Ahora, este mes o en esta situación. No dudo que vaya a cambiar en algún momento, según las necesidades. Pero siempre siempre, que cuide de nosotros y nos haga felices.¡Nos vemos en las redes!Marta

 

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: