Ganancia de peso en el embarazo

Ganancia de peso en el embarazo

¡Buenos días! En el post de hoy os voy a hablar de uno de los temas que más se preguntan, tratan y (desgraciadamente creo) interesan a todo el mundo, no solo a sanitarios, durante la evolución de esos meses: el peso en el embarazo

Por qué es importante controlar la ganancia de peso

Que un embarazo es un momento de ganancia de peso, nadie lo pone en duda. Y es importante controlar esta ganancia porque con ella estamos controlando un aspecto más de la salud del bebé y de la madre. Además, puede indicar algún tipo de complicación en el embarazo como puede ser la diabetes gestacional.

Por eso, si estás embarazada, tu matrona te pesará en cada visita y te irá orientando en el rango de peso saludable en el que tienes que moverte.

¿Cuánto peso puedo ganar en el embarazo?

Pues dependerá, en principio, de tu peso inicial al quedarte embarazada. No es lo mismo una persona que comienza el embarazo en bajo peso, que una persona con un IMC (indice de masa corporal) normal o con sobrepeso.

peso en el embarazo

Por tanto, mi recomendación siempre es que antes de quedar embarazada, consigas un peso saludable y dentro de lo normal. Así las preocupaciones se reducen a la mitad.

En cuanto a las cifras exactas, he leído y escuchado multitud de opiniones al respecto y leído otras tantas. Mi consejo: déjate guiar por tu responsable sanitario. Ellos conocen mejor que nadie tu caso y podrán decirte en que cifras saludables estar.

¿Cómo controlar el peso en el embarazo?

Y aquí la pregunta más compleja: ¿qué hago para no ganar demasiado y coger suficiente? Y es que parece que debamos seguir una dieta muy específica, pesar lo que comemos o pesarnos nosotras mismas cada semana. Para nada.

Simplemente, trata de comer lo más saludable que puedas, pero esto ya deberías hacerlo cuando no estás embarazada. Si aún no lo hacías, es el momento, puesto que tu bebé se desarrolla gracias a lo que tú comes, así que la calidad, cantidad y frecuencia de tu alimentación ahora importa más que nunca.

Si tienes dudas de qué comer o que no, te recomiendo el libro de Mamá Come Sano del nutricionista Julio Basulto. Me lo leí antes de mi segundo embarazo y me pareció una maravilla.

peso en el embarazo

Además de comer sano, controla tu actividad. Y esto es muy fácil decirlo y MUY difícil cumplirlo. El embarazo no es una enfermedad, pero es una situación especial de la vida en la que, normalmente, tenemos muchos dolores, molestias e incomodidades. Y hacer deporte con frecuencia o estar activas nos supone un reto enorme.

Sin embargo, es igual de importante que el resto. Nuestro cuerpo necesita esa actividad, tu preparación para el parto dependerá también del ejercicio que hayas hecho en esos nueve meses. Puedes ir probando diferentes actividades e intensidades y, siempre, ir modificando según el punto del embarazo en el que estés.

Por supuesto, si tienes algún dolor, molestia o sensación extraña al realizar una actividad, déjala y háblalo con tu ginecólogo. Ellos sabrán orientarte.

peso en el embarazo

Mi experiencia

Ahora bien, os cuento mi experiencia, que ha sido muy diferente en los dos embarazos.

En el primer embarazo.

Estaba muy preocupada por el peso. Nunca había estado embarazada, no sabía cómo sería, ni cuánto me costaría volver a mi peso después. En cada revisión estaba súper nerviosa por el momento kilos, me pesaba en casa cada semana y controlaba mucho la cantidad que comía.

En total, cogí unos 12,5 kg, a falta de pesarme en las semanas 39 y 40. Pero todo el embarazo estuve «preocupada» por ello. Además, me forzaba a hacer bastante deporte para poder mantenerme en ese rango.

No me di cuenta de lo absurdo que fue preocuparme tanto, hasta pasado un tiempo después del parto.

peso en el embarazo

En el segundo embarazo.

No me he preocupado ni una sola vez. Para empezar, no me he pesado en casa. Nunca. Si te van a llevar el control en la matrona o el ginecólogo y tú estás poniendo todo de tu parte para cuidarte, ¿para qué machacarte con lo que ganas semanalmente?

Y la clave está en la frase anterior: «Tú te cuidas todo lo que puedes, así que puedes estar tranquila y despreocuparte, tu cuerpo cogerá lo que necesite, no más».

¿Qué quiero decir con esto? Que no vale lavarse las manos y comer todo lo que te apetezca porque estás embarazada. No moverte porque estás embarazada y es incómodo. Ni pensar que ya perderás los kilos una vez des a luz.

Comer sano, moverte, hacer deporte, cuidarte… Si haces todo eso, hazme caso, puedes despreocuparte del peso. En mi caso, estoy cogiendo menos que con Sofía y sin nada de preocupación. Cuídate y deja que tu cuerpo sea sabio.

Conclusión.

La ganancia de peso en el embarazo es una cuestión importante. Es necesario controlarla, cuidarla y estar atentos, ya que puede ser síntoma de algo o puede afectar a la salud de ambos.

Sin embargo, no debe ser una preocupación extra. Ya tenemos bastantes miedos en el embarazo como para sumar uno más. Deja a los sanitarios aconsejarte y sobre todo, cuídate, pero no por los kilos, sino por ti y por la vida que estas creando.

Dentro de poco os escribiré un post sobre este tema cuando has pasado un TCA, que me parece también importante conocer.

Sonríe, hay mucha gente que se preocupa por nosotros.

Marta

Back to Top
A %d blogueros les gusta esto: