Si no tuviéramos invierno, la primavera no sería tan agradable_ si no le sintiéramos a veces gusto a la adversidad, la prosperidad no sería tan bienvenida.

Back to Top